“Quien te iba a decir a ti que con esos tomates terminarías haciendo una cata en toda regla…” Es lo que me comentaba una amiga esta mañana cuando me llamó para ver cómo había ido todo el sábado pasado en nuestra primera cata de tomates con sabor.

Para los que andáis más despistados, os cuento que el pasado sábado arrancamos una nueva etapa en El Huerto de Tía Lou.

Era nuestra primera cata , más allá de las que hacemos con amigos en círculos más reducidos y privados. Nuestra primera cata y mucha incertidumbre de lo que allí podía suceder.

Hace unos días compartía con vosotros algún recuerdo de mi vida pasada, cuando me dedicaba, entre otras cosas, a organizar eventos de todo tipo. Siempre me ha gustado “hacer cosas” pero es muy distinto cuando lo preparas todo hasta el último detalle, y pasas el guión del acto al personaje de turno para que trasmita los mensajes que tú le has resumido,  a cuando tras unas semanas de preparación intensa y agotados como el que más, te tienes que poner frente a casi una trentena de personas que vienen ante la llamada de “tomates con sabor y manzanillas mayeteras” . Lo bueno de hacerlo nosotros todo, es que estás tan liado que casi no te da tiempo a pensar. Bueno, paso a contaros cómo fue todo, pero ya os adelanto que según los asistentes estuvo genial!

Ir de la mano de un maestro en este mundo de las catas es una ventaja. Armando Guerra en su Taberna Der Guerrita tiene un talento especial para hacerlo fácil y que te sientas cómodo en su casa. No todos están acostumbrados a ir a una sala de catas como Dios manda y pocos han ido a una cata de tomates tan singular. Era otra ventaja, nadie sabía a qué venia pero sabían o intuían que iba a ser una experiencia sensorial. 

Armando seleccionó los vinos. Conoce perfectamente el vino exacto que debe sacar, con guiños a algunos de los asistentes que allí se encontraban e incluso de alguna bodega familiar. Nosotros con tanto follón y tanto charlar casi ni los pudimos probar. Ya le hemos dicho que un día repetimos en el campo para que los podamos disfrutar. Sólo recuerdo uno que adoro , su manzanilla pasada que es una maravilla.

Empezamos con un salmorejo blanco que sorprendió a los asistentes por su color y también por su sabor. Os dejo aquí la receta que publiqué hace ya algún tiempo. La cata consistió en un recorrido por diferentes tipos de tomates con sabor. Los colores marcan muchas veces la intensidad del sabor. Arrancamos con los tomates blancos, la variedad elegida fue la Wonder White o Maravilla Blanca , aunque en el salmorejo utilizamos  White beauty , White oxheart y alguno más.

Seguimos con los conocidos como Tomates tricolor, un grupo de tomates que tienen una colorida gama que va de naranjas y amarillos a tonos rojos y verdes. Dos variedades probamos Pamplemouse y Ananás Noire. Éste último uno de los preferidos de muchos asistentes. Desde luego su belleza es especial.

Cata de tomates con sabor El Huerto de Tía Lou & Er Guerrita

Los tomates naranjas también son muy coloridos, pero la variedad que elegimos llamaba la atención por su carnosidad. Era macizo, afrutado, un tomate espectacular. Persimon se llama la variedad.

Íbamos avanzando y comentando lo que a cada uno le iba gustando , sorprendiendo y hasta impresionando.

Si hay algo que nos encanta a Manolo y a mi es ver cómo la gente reacciona cuando prueba los tomates. Las caras de sorpresa son un espectáculo. Imagino que es como cuando te dicen lo guapo que es tu hijo, que te pones más orgullosa que nadie y sin darte cuenta empiezas a engordar de felicidad.

Pasamos al tomate verde y dimos un repaso a algunas de las variedades que cultivamos. Ya os hablé del Tomate Verde Claro Mexicano  que es delicioso, pero esta vez quisimos dar a probar el Green Cherokee que es una variedad de las más valoradas en los foros tomateros. La verdad es que los tomates verdes siempre sorprenden por su vistosidad.

Parecía que la gente estaba disfrutando mientras comían los tomates y los saboreaban con los vinos que Armando comentaba. Aquello parecía que marchaba . Manolo y yo nos mirábamos cómplices con carita de felicidad 🙂

Y si, también cultivamos Tomates Rojos como es natural. Suelen tener un sabor más clásico a tomate, aunque estoy segura de que la vista influye en el veredicto final.Los rojos elegidos fueron el Kosovo y el Gigante di Rotonda.

Cata de tomates con sabor El Huerto de Tía Lou & Er GuerritaLa cuestión es que fue lo macizo de los tomates lo que les sorprendía a todos. “Enséñanoslo cotado por la mitad, que queremos verlo mejor…” lo mostraba antes del corte y se oía ” Es macizo, qué barbaridad, creíamos que los tomates eran huecos…” Cuando escuchamos estas cosas nos miramos Manolo y yo y sigue la complicidad. Somos unos privilegiados, lo sabemos. Y lo bueno es que ahora lo podemos compartir con vosotros y hasta maridar con vinos de pueblo que me encantan, porque saben como los tomates, a tradición y a verdad.

Verdad como nuestra historia, que más allá de pretender dar una master class ni mucho menos, nuestro objetivo era únicamente gritar a a todos que no debemos conformarnos con los tomates comerciales, son muchas las variedades que existen e infinidad los matices y sabores que aportan cada uno de ellos.

Y llega el momento de los Tomates Negros, esos grandes desconocidos y que son pura potencia de sabor. Empezamos por un Black from Tula y las ovaciones “in crescendo” , los vinos ayudaban como es natural. Seguimos con el Paul Robenson, uno de los tomates negros que más valorados están. Cerramos este grupo de tomates con el Indigo Rose, está considerado tomate azul en vez de negro, pero también lo catamos por su peculiaridad, ya que este tomate es el que parece tener el contenido más alto en licopeno de toda la familia tomatera, y es un dato que no hay que dejar escapar.

Rematamos con un salmorejo de tomates negros , un clásico en casa y un sabor espectacular . La receta la podéis ver en este enlace y estoy segura de que también os va a encantar.

Cata de tomates con sabor El Huerto de Tía Lou & Er Guerrita

Habríamos seguido, pero había que acabar. La guinda la puso un cherry amrillo que bautizamos hace unos años como Perlita Amarillo. porque es una de las joyas de El Huerto de Tía Lou . Especialmente dulce fue la guinda perfecta para una velada entrañable .

Desde aquí gracias a todos los que vinisteis a conocer nuestro trabajo., a nuestro amigo Federico Ferrer ( gran disfrutón de vinos ricos)  por acercarnos a Armando un poquito más y por apoyarnos desde los primeros “trasplantes tomateros”  en el huerto con nuestro pequeño sueño. A Mauri quien nos ayudó en la sala. Y gracias Armando, Er “gran” Guerrita, por confiar en nuestros tomates y alegrarlos con sus manzanillas mayeteras. Una experiencia que esperamos repetir muy pronto para que los que os quedasteis fuera podáis venir a conocer y a disfrutar de los niños bonitos de nuestro huerto , los Tomates con Sabor.

Hoy, nos sentimos muy felices de compartir con vosotros nuestra gran pasión. Gracias, gracias de todo corazón!

Cata de tomates con sabor El Huerto de Tía Lou & Er Guerrita

Foto de Armando Guerra

Si os apetece participar de la próxima cata de tomates o queréis que os organicemos una privada, por favor enviamos un email a : info@elhuertodetialou.com

Pin It on Pinterest

Share This