Llevaba tiempo queriendo publicar eta receta en el blog, pero nunca me faba tiempo a hacerle una foto. Sin duda es otro de los básicos en casa. En esta versión o en cualquier otra somos muy fan de lo que se conoce como “boloñesa vegana” .

No es más que un sofrito de verduras trituradas que también pueden llevar soja texturizada. La que hemos preparado hoy es muy sencilla y fruto ¡cómo no! de los aprovechamientos caseros. Una pura casualidad que haya caído en un meatless monday ( o lunes sin carne) De sobra sabéis que en casa comemos de todo ( o casi). Si bien es cierto que procuramos reducir el consumo de carne y esta es una buena opción sin tener que llevar una dieta vegetariana.

Boloñesa vegana (1)

Esta boloñesa vegana tiene truco… y es que el tomate frito es casero y de tomates con sabor de los nuestros de temporada. No es por nada, pero abrir de las últimas conservas de tomate frito se agradece tela en primavera.

Boloñesa vegana (1)

Ingredientes:

  • 2 cebolletas frescas
  • Un buen puñado Setas shiitake ( o champis)
  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • Tomate frito casero
  • Pasta. La que queráis usar para la boloñesa. Yo la hice con Trofie o trofiette que me quedaba un restillo.

Cómo lo preparamos:

  1. Cocemos la pasta en agua hirviendo con sal el tiempo justo para que quede al dente
  2. Mientras, picamos la cebolleta y las setas por separado bien pequeñitas. Yo lo hago en la procesadora de alimentos y tardo un par de segundos.
  3. Ponemos un pelín de aceite el jengibre y lo pochamos un par de minutos
  4. Luego añadimos la cebolleta y dejamos que de poche bien. En el momento que empieza a coger color, añadimos las setas.
  5. Dejamos que se haga todo junto un par de minutos o tres removiendo de cuando en cuando en cuando para que no se dore demasiado.
  6. Añadimos el tomate frito y dejamos que se cocine todo junto unos minutos más.
  7. Por último incorporamos pasta escurrida y si queréis le podéis poner alguna aromática. Yo como casi siempre en estos casos puse albahaca. Esta vez de hoja fina.

Un plato muy sencillo y bien sabroso que os recomiendo probéis alguna vez. ¡Hasta pronto!

Pin It on Pinterest

Share This