Levantado el paro biológico, los hombres de Bonanza vuelven a la mar. La jornada de ayer fue complicada, nos contaba con ojos preocupados un amigo pescador » Hoy los barcos han estado bajo agua» que se dice pronto, pero cuando estás ahí fuera a merced de las corrientes y el fuerte oleaje, es cuando realmente se le coge respeto a la que puede ser tu mejor aliada o tu peor enemigo.
Desde aquí mi más profunda admiración a estos hombres que por mal tiempo que haga, siempre vuelven a la mar .

Pin It on Pinterest

Share This