Llevamos semanas pensando en mil ideas para las ensaladas que degustaremos este invierno, pero cuando esta mañana cogimos los primeros cogollos de lechuga, decidimos probarlos tal cual. Lo que hicimos fue poner los hijuelos que habían empezado a salirle y literalmente nos lo comimos a bocados.Cogollos de lechuga tal cual  (1) ¡Umm qué delicia! Teníamos ganas de saborear verde ( más allá de los tomates verdes del verano 🙂   y soñábamos con volver a saborear el crujiente sabor a huerta, a campo. Pusimos algo de buen aceite y un poco de sal para que cada uno se aliñara lo que quisiera, pero al final no le pusimos ni una pizquita de sal. Un auténtico lujo  de sabor y de belleza, por eso le llamamos las #lecugaspresumidas.

Cogollos de lechuga tal cual

Pin It on Pinterest

Share This