Vuelta a empezar. En esto del huerto como en tantas cosas en la vida es una empezar de nuevo cada vez. Ya finalizado oficialmente el verano tras estas lluvias tan esperadas, es momento de redibujar El Huerto de Tía Lou.

Para los que no nos seguís en las redes sociales ( Facebook, Instagram o Twitter ) , os diré que estas últimas semanas hemos desaparecido como habéis podido comprobar. Hemos disfrutado de nuestro veranillo de San Miguel o del membrillo que es mas de campo 😉 . Cuando acaban los cultivos de verano y todos volvéis a la normalidad es cuando nosotros nos tomamos unos días de descanso. Y por supuesto, no descansamos nada, cargamos el barco de cañas y nos vamos a pescar. Sabiendo que las verduras las iremos cultivando durante el año, aprovechamos el mes de septiembre y octubre para pescar las proteínas que tomaremos durante el año. Bueno, todas no, pero si muchas de ellas y lo hacemos disfrutando del agua del mar en lugar de en la tierra que es donde acostumbramos a estar.

Ahora ya si toca, lo cierto es que vamos como siempre retrasados en todo. Unos puerros y algunas lechugas si hemos sembrado ya, pero tenemos que quitar los tomates, berenjenas, calabazas y pimientos para dar paso a los ajetes, brócolis, acelgas, habitas, remolachas y unas cuantas delicias más. Os lo iremos contando como siempre, pero hoy hemos ido al huerto a ver que todo estaba en orden tras los más de 50 litros de agua que cayeron en Sanlúcar y mirad lo que me he atrevido a robar. 😉  Colores de verano en un día de otoño lluvioso. Esta vida de campo siempre te sonríe al final.Colores de verano en un día de otoño lluvioso

 

Pin It on Pinterest

Share This