Las castañas son deliciosas, nutritivas y muy versátiles en la cocina. Como casi cualquier tradición, comer castañas asadas me lleva al calor de una infancia llena de cariño, con mi abuelo y esos paquetes de castañas calentitas y todavía humeantes. Qué maravillosos son los recuerdos ¿verdad?


Cómo-conseguir-que-las-castañas-sean-pilongas---Truco-definitivo-3
Sin embargo, si las castañas no se pelan con facilidad, son muy incómodas de comer. Igual lo conocéis, a mi me contó Manolo hace unos años el truco infalible para conseguir que tus castañas sean pilongas sin necesidad de asarlas. Es algo tan sencillo como dejarlas unos días al sol. ¿Y ya está?

Cómo-conseguir-que-las-castañas-sean-pilongas---Truco-definitivo-3

Pues si, así de fácil. Las dejáis unos días al sol ( en el sur lo tenemos más fácil) y problema solucionado. Probadlo y ya me contaréis.

Pues si, así de fácil. Las dejáis unos días al sol ( en el sur lo tenemos más fácil) y problema solucionado. Probadlo y ya me contaréis.

 

Pin It on Pinterest

Share This