Los que nos seguís en las redes lo visteis la semana pasada cuando compartí este instante en las las redes sociales.

Habas ecológicas de El Huerto de Tía Lou  #habitasescondidas

Se que es un poco pronto, pero si no recuerdo mal, fue como en octubre que las sembramos. Ya teníamos ganas, ya… Sabéis que me gusta llamar a nuestros cultivos con algún apodo especial, y es que en el Huerto, mimamos demasiado a nuestros cultivos. Los que saben que trabajé en Marketing unos años, piensan que esto es por deformación profesional, pero aquellos que me conocen de veras, saben que es por devoción personal. Y es que la felicidad que te causa ver cómo algo que has plantado, has cuidado con esmero, has visitado mil y una veces, por fin te recompensa sonriéndote como esta vaina. Eso si que es felicidad. Simpleza, lo se, pero felicidad. A lo que iba que me pierde el sentimiento 😉 …. Me gusta ponerles apodo, pero no lo preparo, sale de forma instantánea al verlas por primera vez, como estas Habitas Escondidas , no me digáis que no son para comerlas, pues claro. Son para contemplarlas un rato, prepararlas con cariño y deleitarnos con su sabor.

Todavía no tenemos muchas, pero no desesperéis que habrá habas para rato. Hay que aprovechar un cultivo tan sano para nosotros y para la tierra de nuestro huerto ya que las habas son un abono verde fantástico además de fijar el nitrógeno al terreno. Una maravilla de cultivo, lo que os diga yo.

 

Pin It on Pinterest

Share This