Curry de pollo con verduras, mi receta hindú

Adoro la cocina del mundo, así, en general. Descubrir rinconcitos perdidos a través de sus aromas, sus ingredientes y su manera de cocinarlos. Sabéis que no suelo seguir recetas establecidas, pero si me gusta leer, releer e improvisar con algunos platos. Esos que como no apunte la receta rápido se me puede olvidar.  Así que esta la preparé en verano pero si quedo todo bien apuntado porque estaba de deliciosa.

Os dejo con este curry de pollo con verduras que nada tiene que ver con el que ya os preparé hace un tiempo. La mezcla de especias y formas de prepararlas te lleva a mundos apasionantes y distintos, pero todos maravillosos.

Aquí la tenéis , ya me contareis qué tal. 🙂

Ingredientes:

Para 4 personas

  • 2 Contra muslos de pollo deshuesados y limpios de grasa.
  • 2-3 Pimientos de capricho de El Huerto de Tía Lou
  • 2 Berenjenas asiáticas de El Huerto de Tía Lou
  • 1 cebolla grande
  • 1-2 chile picante
  • 2 cm de jengibre fresco
  • 2-3 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharadita de curry madrás
  • 1/2 vasito de leche de coco ligera.
  • Sal

Cómo lo preparamos:

  1. En primer lugar lavamos bien todas las verduras  las secamos bien.
  2. Cortamos la cebolla y los pimientos en trozos grandotes ( como de 1-2 cm )y las ponemos en la sartén con el aceite de coco junto a 1-2 chiles, según os guste el picante, y una cucharadita de jengibre. Salteamos a fuego rápido unos 3-4 minutos moviendo continuamente, evitando así que se queme.
  3. Mientras, vamos troceando el pollo. Reservamos.
  4. Cuando veamos que las verduras ya están a medio hacer ,cortamos las berenjenas a rodajitas de 1/2 centímetro más o menos y las añadimos para que se terminen de hacer junto con el resto de verduras. Unos 5 minutos más o hasta que veáis que ya está hecho. Reservamos.
  5. En la misma sartén salteamos el pollo añadiéndole algo más de aceite en caso de que hiciera falta. 234 minutos no más.
  6. Una vez esté casi hecho, añadimos una cucharadita de curry y una pizca de sal. movemos bien antes de incorporar las verduras que habíamos reservado.
  7. En ese momento añadimos un par de cucharadas de tomate frito casero, mezclamos y dejamos que ligue todo bien.
  8. Por último, añadimos medio vaso de leche de coco ligera y dejamos que se termine de hacer unos 5 -8 minutos más. Probamos, corregimos de picante y de sal y ya sólo queda comerlo y disfrutar 😉

Esta vez lo acompañé de un poco de arroz jazmín y os garantizo que el sabor era de pura cocina de chup chup tradicional.

Pin It on Pinterest

Share This