Este Cuscús vegetal tricolor es un trío de ases. Un auténtico recetón. De esos que son súper sencillos de preparar, rápidos y con el que vas a enamorar a todos.

¿Todavía no sabéis de qué hablo cuando digo Cuscús vegetal? Pues no es más que brócoli, coliflor y zanahoria triturados. Tal cual.

Al triturarlos consigues una textura similar al arroz o al cuscús. Una de las elaboraciones con verduras más versátiles y deliciosas. Además, podéis congelarlo en bolsitas y tenerlo siempre a mano. Todo son ventajas. Si no lo habéis probado, ya estáis tardando.

Cuscus vegetal tricolor (2)

Si hay algo que me gusta en el mundo, es el arroz. Lo disfruto de mil maneras y me corto un poco por el aporte de hidratos, porque si no… comería arroz a diario. En una época en la que no tenía apenas tiempo, podía comer a las 4 si preparaba arroz. Sin embardo el cuscús se preparaba en un minuto y estaba delicioso también. Fue así como descubrí las ventajas del cuscús.
Pues bien, esta receta de hoy me soluciona todo de una vez. Es una receta de Cuscús vegetal tricolor y os aseguro que es una pasada. Tienes la versatilidad del arroz o del cuscús, pero es 100 % vegetal y eso hace que sea un plato ligero. Además, podrás cocinarlo, combinarlo o aliñarlo a tu antojo. Como guarnición, lo hemos tomado hoy, y en casa los he engañado a todos. Para los niños es una opción genial porque no sabrán lo que comen.

Ingredientes:

  • Una taza de brócoli triturado
  • Otra taza de coliflor triturada
  • Media taza de Zanahoria triturada
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 puerro en juliana
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo lo preparamos:


Cómo hacer el cuscús vegetal

Para triturar los ingredientes, sólo necesitáis una procesadora de alimentos. Si no tenéis procesadora, podéis hacerlo también con un rallador. Es más laborioso, pero también sale bien.

Sólo debemos trocear en arbolitos y lavar el brócoli y la coliflor.

Como la dureza es distinta suelo hacerlo de forma independiente. Primero la coliflor, luego el brócoli y por último la zanahoria.

El tiempo y la forma dependen del aparato que utilicéis, pero en el que yo utilizo doy varios golpes. Es decir, trituro un par de segundos y paro. Repito hasta que veo que tiene la textura que deseo. Debéis tener cuidado porque si sobre trituráis conseguiréis una pasta húmeda y ya no sale igual.

Mi recomendación es que preparéis más cantidad y la congeléis en bolsitas individuales en el congelador, así estarán siempre listas para triturar.

Una vez lo tenemos listo y preparado comenzamos la receta:


  1. Lavamos y cortamos el puerro en rodajas finitas.
  2. Lo ponemos a pochar con el jengibre rallado,  a fuego medio con un poco de AOVE, sal y pimienta.
  3. Una vez que coge color añadimos la zanahoria. Removemos.
  4. Inmediatamente la coliflor y removemos otra vez para que se mezcle bien.
  5. Por último el brócoli y dejamos removiendo a fuego fuerte no más de un minuto.

Así de sencillo, en 1 minuto estará listo. Y cuando lo probéis, será unos de los platos base a los que recurriréis.

No tengáis miedo porque no esté hecho. De esta forma mantendrá ese punto crujiente tan fantástico. Si lo cocináis demasiado, puede quedaros un poco “chof” Pero para gustos colores, como los de este cuscús vegetal tricolor 😉

Pin It on Pinterest

Share This