Desayunos saludables también en Navidad

[Artículo publicado en Love my Salad ]

A quien no le apetece un cálido desayuno en estos días de frío invernal…. 🙂

Adoro empezar el día despacito, con un buen desayuno y si es en buena compañía mejor que mejor. Os voy a proponer algo par vuestros desayunos en Navidad. Buscad un buen escenario donde podáis disfrutar de forma relajada de estos desayunos especiales , no tienen por qué ser sólo en Navidad. Muchas veces haciendo lo mismo pero poniéndolo bonito cambia por completo el momento y la sensación se convierte en algo más especial.

En casa, siempre hemos disfrutado mucho de la cocina. Al menos los fines de semana y los días de fiesta nos acomodábamos en torno a la mesa familiar para comenzar el día. El desayuno en familia o con amigos debería ser una obligación. Son ratos para compartir, momentos que luego recordamos y recordaremos por siempre jamás. …”¿Te apetece una infusión de frutos rojos?”  y mientras la sirves, comentas con todos lo bien que lo paséis la noche de Navidad, lo gracioso que estaba tu cuñado , lo mayores que se han puesto los niños o lo delicioso que estaba el asado. El tema es lo menos importante. Esos ratos en familia hacen conservar la magia de la Navidad. No se si me estoy poniendo un poco ñoña, pero es la pura verdad.

Son días de excesos y de mucha comida, por eso es bueno que intentemos compensar consumiendo mucha fruta y mejor si es natural. Hoy me han traído el desayuno a la cama… –  y no os voy a contar más 😉 –   pero si os diré que esta bandeja de naranja y granada con un buen té ha sido mi regalo de esta mañana. Quizás porque me he portado muy bien…. seguro que eso será 😉

En casa nos gusta mucho la fruta, pero a veces nos despistamos y no la comemos para desayunar. Cuando te levantas medio dormido, hay veces que te preparas un desayuno corriendo y tu subconsciente te lleva a tostar pan. Comer pan por las mañanas es una delicia, pero de cuando en cuando debemos alternar. Una buena ración de fruta mañanera te da energía nada más despertar. Yo lo noto mucho y el aporte de vitaminas, para que te voy a contar. Todos sabemos que nos sienta fenomenal.

Así que en estos días de tanto comer y de tanto charlar, prepárate un buen buffet de fruta y compártelo con quien prefieras.

Prepararla bien bonita, combinarla como más os guste, pero dedicarle un rato mientras habláis de vuestras cosas. Ya veréis que bien os va a sentar. La fruta no sólo os alimenta, también os decora los escenarios con colores de Navidad. Y los ratitos compartidos con gente querida nos alimenta el espíritu y eso es lo más importante de la vida  y no sólo de Navidad

Espero que os haya gustado mi post ¿Y tu? ¿Qué propones para un buen desayuno de Navidad?

Pin It on Pinterest

Share This