No han sido muchos los días en que hemos ido a la playa ese verano, creo que 2 tardes en total…a pesar de vivir en Cádiz,(no me acostumbro a decir «Sanlúcar»), ya sabéis que somos más de salir a pescar.  Sin embargo, los últimos días de verano a finales de otoño (bautizado como veroño) que nos trajo el anticiclón,  nos ha hecho disfrutar de unas tardes espectaculares de sol, leve brisa sureña y sensación de salitre en el cuerpo.
Bye bye veroño
Hasta cuatro bañazos en una tarde nos hemos dado sorteando las olas que nos trajo la mar de leva. Siempre me recuerdo la suerte que tengo de disfrutar de esta maravillosa tierra bañada de un Atlántico que nos trae la bravura de la naturaleza cuando decide rugir como hoy.


Os dejamos unas imágenes para los que no habéis tenido ocasión de disfrutarlo. Unas pildoritas de energía para que os trasladéis con nosotros a la fuente de vida que es el mar y que nos sirva para recordarlo cuando aprieten los fríos que parece que, ahora si, están dispuestos a llegar.

 

Pin It on Pinterest

Share This