Teníamos ganas de una doradita y , aunque ya van bajando las existencias, todavía queda alguna de las doradas que pescamos este verano. Mirad qué ejemplar tan bonito.

Dorada salvaje
La pesca de la dorada no es la que más me gusta, pero sin duda, es la que tiene mejor recompensa. Los lomos prietos y la carne blanca con sabor a roca, es uno de los bocados más exquisitos que podáis tomar.
Si preparáis el pescado solo, podréis saborear aún más de su sabor, especialmente si está muy fresco y es una dorada salvaje como la de hoy. De acompañamiento le podéis poner cualquier cosa. Hoy  la comimos con patatas panaderas . Pero ese pescado no necesita nada para sorprender. Su textura y sabor es, sencillamente, espectacular. Si tenéis ocasión de comerla, ni lo dudéis. 
Dorada salvaje al horno con papitas panaderas
Ingredientes:

Dorada ( Entera, limpia y sin escamas) , 1/4 de cebolleta  (o cebolla) , 1/4 de tomate ( maduro) ,  1 copa de manzanilla de Sanlúcar , una gota de oliva virgen extra y sal.

Cómo lo preparamos:

1. Precalentamos el horno a 190 grados.

2. En una bandeja colocamos la dorada y le añadimos la sal. La ponemos en el interior y una pizca en el lomo. (como hacíamos con la lubina).

3. Le añadimos la cebolleta cortada en juliana, unos tomatitos cherry cortados. una gota de aceite y la copa de manzanilla. 

4. Metemos la bandeja en el horno y en unos 20-25  minutos estará lista. 

Nota: El tiempo es variable, pero como referencia tomad que una dorada para dos personas ( unos 800 grs) estará en unos 20-25 minutos aproximadamente. Pero os recuerdo que la prueba que no falla es que el ojo esté blanco e hinchado, como en la foto o cuando la carne se separa de la espina con facilidad. Mi consejo es pecar de prudente, antes de que se os seque el pescado. Os tengo que confesar que es lo que casi me pasa hoy. Por los pelos me libré :-), así que cuidado con los tiempos.
El Proceso:
Dorada salvaje al horno

Pin It on Pinterest

Share This