Una de las cosas más positivas de disponer más tiempo del habitual, es que te puedes regalar un día de tertulia familiar. No hace mucho, disfruté de una tarde entrañable con mis tías, mis maestras cocineras. Irremediablemente terminamos hablando de comida y compartiendo recetas. 
“El otro día hice una empanada riquísima…”  comenta Tía Mame . “Corre,dime cómo la hiciste, que se te olvida”  le pedía yo. Ella: “Pues lo que tenía en la nevera, no se si llevaba, umm no me acuerdo….Ay si, creo que era….”
Y así, pude recuperar una receta deliciosa de la reina de improvisación , que ahora comparto con vosotros y os recomiendo probéis.
Una receta sencillísima y tremendamente resultona. Un acierto para cualquier ocasión.  

1 Masa hojaldre, 1 bolsa de brotes tiernos, 100 grs salmón ahumado , 4 rodajas de queso de cabra .1 cebolla pequeña, 1 puerro pequeño, aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Cómo lo preparamos:

1. Sacamos la rejilla y ponemos precalentamos el horno a 170 grados. 

2. Picamos la cebolla y el puerro. Lo rehogamos con un pelín de aceite,  a fuego bajito para que no se queme. Cuando esté pochadito le añadimos los brotes, subimos el fuego a medio-fuerte y lo  rehogamos un minuto más.

3. Sobre la rejilla ponemos la masa con el papel de horno ( que habitualmente trae) . colocamos los brotes ya rehogados, unas tiritas de salmón unas rodajas de queso de cabra.

4. Cerramos la masa presionando bien los bordes para que no se escape nada, os podéis ayudar de un tenedor. Una vez cerrada, la pinchamos para que nos suba la masa al cocerse. 

5. Batimos el huevo, con un pincel cubrimos la masa ligeramente. Así queda más dorado y bonito . 

6. Y listo para hornearEn el mío con 15 minutos a 170 grados sale irresistible. Aunque como sabéis , lo del horno varía mucho. podéis seguir siempre las instrucciones de uso de la masa. 

El Proceso:

Pin It on Pinterest

Share This