Esta deliciosa esta ensalada fresca de espárragos y cuscús nos han servido hoy para acompañar unos lomos de salmón horneados.¡Qué acierto! Era un día de esos en los que apenas tienes tiempo y estás agotada. Sabéis qué os digo ¿verdad? No podía con mi alma. El levante de estos días y una mañana de huerto me tiene matadita. Pero lo bueno de tener en la nevera de casa cosas ricas, es que en sólo en sólo unos minutos tienes un plazazo para alegrarte el día. Creo que cuando hay menos tiempo el ingenio se agudiza ¿ os pasa? 

Ingredientes:

Para el cuscús:

  • Un manojo de espárragos trigueros
  • ½ taza de cuscús
  • Media taza de caldo de verduras o agua
  • ½ cebolleta fresca
  • Unas ramas de romero fresco
  • Unos croutons de ajo que tenía para decorar que le fueron genial.

Aliño:

  • ½  cucharada de AOVE
  • 2 cucharadas de Ponzu
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de Shichimi Togarashi o chile ( opcional)

Cómo lo preparamos:

  1. Comenzamos poniendo agua a hervir mientras lavamos bien los espárragos. Les quitamos la parte más leñosa , troceamos los tallos y dejamos las puntas enteras que son muy monas 😉
  2. Los escaldamos, es decir, los metemos en agua hirviendo,  no más de 1 minuto y reservamos. Esto lo podéis hacer con antelación si queréis ganar tiempo.
  3. Ponemos el caldo o agua a calentar. Yo lo hice en el micro ya que era muy poca cantidad.
  4. En un plato hondo ponemos el cuscús con las ramitas de romero y la sal.
  5. Añadimos el agua caliente y tapamos unos 4 minutos.
  6. Pasado ese tiempo incorporamos una pizca de nada de mantequilla y movemos con ayuda de un tenedor para conseguir que se derrita bien y que se integre todo.
  7. Tapamos y reservamos hasta la hora de emplatar.  Tened presente que el cuscús sólo lo tenéis que rehidratar . es súper práctico. Un básico en casa sin duda.
  8. Preparamos el aliño al gusto. Pero esta mezcla que os traigo hoy le va genial. Limón, ponzu, las especias y unas gotas de AOVE son magia total.
  9. Normalmente dejo el aliño con los espárragos y la cebolleta fresca bien picada, hasta la hora de servir. Es entonces cuando añadimos el cuscús , movemos todo bien para que se entremezclen los sabores y ya lo tenéis.

Yo lo he preparado con unos lomos de salmón que simplemente he horneado unos 8’ a 200 grados. Lo hice sin nada de aceite  con unas hojas de salvia y unas gotas de limón.

Y no es por nada pero ha quedado un señor plato y por eso me ha apetecido compartirlo con vosotros.

Espero que os sirva la idea de esta ensalada fresca.

Pin It on Pinterest

Share This