Ensalada cruda de espárragos trigueros y zanahorias receta publicada en Love my Salad

Los espárragos trigueros es una de esas verduras que me vuelven absolutamente loca. Tiene un sabor que me fascina y conocedora de sus tantísimas propiedades, lo disfruto aún más. Es un diurético natural y contiene mucha fibra que siembre nos viene genial. Pero lo mejor es el toque distinto que da cuando lo incluyes en tus platos. Los salteados, los revueltos, la tortilla de patatas y hasta fritos están deliciosos, que de vez en cuando también se puede pecar 😉

Sin embargo, nunca lo había probado crudo, con lo que nos gustan en casa las verduras crudas. Y es que muchas veces nos habituamos a comer los alimentos combinándolos o cocinándolos de una misma forma y nos perdemos la maravillosa magia de combinar y probar nuevas mezclas. Es uno de los motivos por los que adoro las ensaladas. Es una pizarra en blanco donde sólo tienes que dibujar el sabor que más te vaya . Así que amigos míos todos a pintar!!

Este cuadro maravilloso y sabrosísimo lo hemos pintado en unos 5 minutos, no más 🙂

Ensalada cruda de espárragos trigueros y zanahorias

Ingredientes:

  • 4 Espárragos trigueros
  • 2 Zanahorias ecológicas siempre que se pueda
  • Unas semillas de sésamo blanco y negro
  • Unos germinados de cebolla
  • Una pizca de chile picado ( opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Cómo lo preparamos:

  1. Limpiamos bien los espárragos, les quitamos las partes duras del tallo y lo dejamos escurrir bien.
  2. Pelamos las zanahorias  las enjuagamos también.
  3. Laminamos las zanahorias y los espárragos con un pelador, con cuidado de no cortarnos, reservando las puntas de los espárragos que nos servirán para decorar.
  4. Aliñamos con AOVE , un poco de vinagre y sal. Removemos bien en un bol antes de emplatar.
  5. Servimos en un plato y utilizamos las puntas de espárragos para decorar.
  6. Espolvoreamos con el sésamo, el chile si os apetece, coronamos con los germinados  y listo para tomar. 🙂

Si la preparáis con antelación, las verduras se maceran un poquito más y están aún más ricas.

 

Pin It on Pinterest

Share This