Increíbles estas Galletas de limón y chía que se preparan en un periquete y son facilísimas. Esponjosas y crujientes a la vez , frescas y con esa maravillosa textura que les aporta la chía son de mis preferidas. Solo tienen un problema…. y es que ¡son adictivas!

¿Tenéis un ratito y antojo de algo dulce? Aquí os traigo lo que queríais. Toma buena nota y cuéntamelo cuando las prepares.

Ingredientes:

  • 2 tazas y media de harina de trigo tamizada
  • 80 grms  de mantequilla sin sal, temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • La ralladura de limón y su zumo
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo grande
  • Una cucharada de semillas de chia
  • 1cucharadita de extracto puro de vainilla

Cómo lo preparamos:

  1. Súper sencillo. Comenzamos precalentando el horno a 180 grados
  2. En un bol y con ayuda de unas varillas eléctricas,  mezclamos los ingredientes líquidos. Mezclamos hasta que se hayan convertido en una pasta homogénea.
  3. Poco a poco vamos incorporando todos los ingredientes secos que previamente habremos mezclado.
  4. Una vez que lo hemos mezclado todo bien, formaremos las galletas. Yo he utilizado dos cucharas y he formado la masa como lo hago con las croquetas. se trata de que sean más o menos del mismo tamaño.
  5. Las colocaremos sobre papel sulfurosos en una bandeja de horno , dejando espacio entre ellas ya que en cuanto se caliente la mantequilla y actúe la levadura, doblarán casi su tamaño.
  6. En el momento que veáis que los bordes están dorándose, las galletas estarán listas. En mi caso las horneé unos 18 minutos. Aquí me temo que el tiempo va con la vista.

¡Espero que os gusten!

Tía Lou.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This