Comer unas malas acelgas tiene sus consecuencias. En algún momento tomé unas que me hicieron ponerle una pequeña cruz, con lo que me gustan las verduras!

Pero nunca cierro la puerta a un alimento y menos si es tan sano y tan bonito como la acelga, así que pensé : si la cultivo, le cogeré tanto cariño que seguro que me gusta. Y adivinar… “pero qué acelgas!” Me han encantado. 🙂Acelgas ecológicas El Huerto de Tía Lou

Hay veces que cuando no sabemos trabajar un producto fresco, lo descartamos o al menos a mi me pasa. Al no tener costumbre o dudar de si lo hacemos bien, nos da como pereza. Nada como consultar los libros de cocina, o miles de blogs que nos enseñan infinidad de secretos de cocina. Yo tengo la suerte de tener cerca a mi madrina ( de bautismo y de cocina) que siempre me saca de estos apuros. Adoro escuchar las charlitas cargadas de sabiduría de las horas de cocción a fuego lento. Ella fue quien me dio esta receta y que ha conseguido que triunfen en casa las acelgas.Garbanzos con acelgas, pero qué acelgas!!

Ingredientes:

(Para unas 4 personas)

  • Un buen manojo de acelgas ( si son de El Huerto de Tía Lou  o las cultivas tu mismo, mejor que mejor)
  • 250 garbanzos en remojo
  • 1 cebolla nueva

Para el majado:

  • 1 cabeza ajos en laminas
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 rebanada de pan
  • 1/4 cucharadita de comino (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo lo preparamos:

  1. Lavamos bien las acelgas y con un cuchillo le quitamos las hebras más duritas de los tallos con ayuda del cuchillo.
  2. Ponemos los garbanzos en una olla rápida con dos hojas de acelgas (*) , lo cubrimos de agua y le ponemos la sal. Dejamos que se hagan los garbanzos. En la olla rápida yo los dejé unos 25 minutos pero como siempre dependerá de la olla y del garbanzo. Los nuestros eran de la cosecha de este año año de un amigo roteño.
  3. Mientras se hacen los garbanzos, prepararemos las acelgas y el majadito.
  4. Troceamos los tallos de las acelgas en trozos no muy pequeños ( como de 1-2 cms) y las hojas en trozos más grandes. Reservamos
  5. El majado: En una sartén, sofreímos a fuego medio-bajo los ajos laminados, los apartamos. En ese aceite, hacemos un huevo frito muy muy doradito, lo apartamos también. Ahora freímos una rebanada de pan hasta dorarla mucho. Incorporamos los ajos y el huevo, lo mezclamos todo bien , apagamos el fuego y echamos el pimentón moviendo y con cuidado de que no se queme. Lo majamos todo bien en el mortero o si lo preferís podéis batirlo en la btidora ayudados de parte del caldo de hervor los garbanzos. Reservamos la mezcla.
  6. Una vez listos los garbanzos comprobamos que el agua que queda es la que queremos que tenga el potaje y si es más quitaremos y si se nos quedo corta es momento de añadirle un poco.
  7. Cortamos la cebolla en la olla donde definitivamente vayamos a hacer el potaje y la pochamos sin llegar a dorar mucho. Una vez esté lista, añadimos los garbanzos y las tallos  y dejamos que se se haga durante unos 10 minutos. Luego, añadiremos el “majaito” – como decimos en Cádiz – y las hojas de acelga, echamos el comino y listo potaje maravilloso de garbanzos con acelgas.

Nota: 
(*) Dicen al cocer los garbanzos con un par de hojas de acelgas, el garbanzo se pone más tiernecito.

En la receta clásica no hace falta hacer el sofritito de cebolla, pero a mi me gusta el puntito que le da.

 

Garbanzos con acelgas, pero qué acelgas!!

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This