En el año 2013 compartía con vosotros este humus de habas Unos cuantos hemos preparado en casa desde entonces. Cada temporada de habas se convierte en un laboratiorio para ver alguna forma nueva de prepararlas.
Pero jamás había pesado que agradecería tanto poder disfrutar de un buen puñado de habas frescas y ¡mira que las disfruto siempre!. Y es que la vida es una caja de bombones, como decía Forest Gump y el que nos ha tocado vivir estos días es uno duro de pelar.
Espero que estéis bien, os lo toméis con calma y saquéis el máximo partido de esta situación. Son muchos días y muchas horas. Es tiempo de pensar muchas cosas , de aprender, de valorar y de mejorar.
Los que vivimos una vida tranquila fuera de la gran ciudad, lo tenemos más fácil. Pero aún así por duro que se haga, intentamos ver la parte buena y disfrutarla. Espero de corazón que todo pase pronto y que no se os haga cuesta arriba estos días. Sal lo mínimo, extrema los cuidados y por favor, procura no salir de casa.

Ingredientes:

  • Una taza de habas cocidas y peladas ( yo usé las habas en corcho que tenía preparadas)
  • Unas dos cucharadas de tahina o pasta de sésamo
  • 3 dientes de ajo confitados
  • 1 chorreón de zumo de limón.
  • 2 cucharadas de queso quema ( o agua )
  • Comino, pimienta y sal al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Cómo lo preparamos:

  1. Yo aproveché en esta receta unas Habas en Corcho que os preparé la semana pasada .
  2. Pero si no quieres probarlas, hierve las habas en una olla con agua y sal durante unos 5 – 7 minutos o hasta que estén en su punto.
  3. Pelamos las habas.
  4. Añadimos todos los ingredientes en la procesadora hasta que esté con una textura deseada.
  5. Iremos rectificando en función del gusto de cada uno.
  6. A la hora de emplatar, extendemos el humus haciendo círculos con una cuchara. Añadimos un poco de aceite y unas habas para decorar.
  7. En esta ocasión lo tomamos con unos palitos de apio y al día siguiente con zanahoria.


Pin It on Pinterest

Share This