Este verano pasado os conté que yo no era muy de berenjenas – aunque con pena- hasta que cultivamos las nuestras. Fue entonces cuando decidimos llamarlas Berenjenas que enamoran  y sólo con verlas sonrío y me ruborizo al escucharme, pero me encantaaaan.  Qué queréis que os diga, yo soy así 😉 Os adelanto que ya están sembradas y con novedades que ya os contaré.

Como pasa con todos los cultivos, llega un punto en el que la producción te sobrepasa y como soy incapaz de tirar nada, vanos que procuro conservarlas como pueda para el largo invierno. De esta forma, hemos estado disfrutando de muchos cultivos de verano conservados de distintas maneras y estas berenjenas, las asé y las congelé, y ese sabor a calor de verano no lo pierde. Así que como andamos intentando vaciar el arcón para prepararlo para la nueva temporada, sacando sacando encontré este paquetito delicioso que  he utilizado como base de una sencillísima masa de croquetas. El secreto ya os lo conté ( podéis verlo aquí) , una cucharadita de tomates frito y allá que consigues unas irresistibles  Croquetas Caseras de berenjenas, puerros y queso azul. 

Ingredientes:

Sofrito:

  • 1-2 Berenjenas asadas y peladas
  • 2 Puerros ecológicos
  • 1 cucharada de tomate frito ( de nuestros Tomates con Sabor )
  • 1 cucharadita de pasta de queso azul o un trocito , según tengáis y siempre es opcional.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Bechamel: 2 cucharadas de harina, 1 vaso de leche , sal, pimienta y nuez moscada.

Empanado: 1 huevo y pan rallado.

Cómo lo preparamos:

  1. Pochamos el puerro bien picadito
  2. Mientras tanto, picamos la berenjena  y la añadimos cuando esté empezando a dorarse.
  3. Rehogamos  todo junto, añadimos el tomate, el queso  y mezclamos todo bien.
  4. En la misma sartén hacemos la bechamel. Para ello, añadimos 2 cucharadas de harina y rehogamos bien durante un par de minutos junto con el resto de la mezcla.
  5. Incorporamos la leche muy despacio e iremos removiendo sin parar. Poco a poco, veremos cómo se va espesando la masa. Cuando alcance el punto en que al remover se desplaza toda la masa, entonces retiramos del fuego.
  6. Lo colocamos en una bandeja y dejamos que se cuaje al menos una noche en la nevera. Ya sólo queda darles forma con ayuda de dos cucharaditas o a mano, Según os resulte más cómodo.
  7. Las pasamos por huevo,  pan rallado y las tenemos listas para freír. Recordad que el aceite debe estar muy caliente para que no se abran en la sartén.
 Irresistibles Croquetas caseras de berenjenas, puerros y queso azul.

Pin It on Pinterest

Share This