Langostinos chiguatos en salsa de Tamarindo. Receta filipina

Hace ya unos meses que por fin recibí un libro de cocina que desde Argentina me tuvieron que traer. Con el re loqueo del verano no he encontrado un momento hasta ahora para empezar a seleccionar algunas de las recetas que quería hacer.

EL libro en cuestión es Sabores del Sudeste Asiático de Christina Sunae, una reconocida chef y dueña del restaurante que me encantaría conocer en Buenos Aires . Aquí tenéis su página web  – sunaeasiancantina.com –  por si tenéis la suerte de ir a conocerla. Quien vaya que me lo cuente después 😉

Mucho me temo que iré publicando algunas recetas suyas porque me encanta su estilo y la pasión que demuestra por lo que he podido seguirla y leer sobre ella. Sabores a raíces, como a mi me gusta y como debe ser.

Esta receta de Langostinos chiguatos en salsa de tamarindo es muy sencilla y fácil de hacer. Así que ya sabéis, cuando queráis sorprender con algún plato, esta opción es muy de agradecer.

Langostinos chiguatos en salsa de Tamarindo. Receta filipina

En casa ha encantado y lo único difícil es encontrar el tamarindo. En Makro lo suelen tener, pero si no lo encontráis , que me perdone Christina, podéis sustituirlo por mermelada de ciruelas y también queda muy bien.

Pero vamos con la receta y ya veréis qué fácil es.

Ingredientes:

  • 300 grms. Langostinos chiguatos
  • 150 grm. Tamarindos
  • 3 dientes de ajo
  • 2 chiles picados
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 vasos de agua
  • 2 cucharadas de miel. ( o 3 de azúcar)

Cómo lo cocinamos:

  1. Hervimos el agua y vamos pelando los tamarindos. Un avez haya hervido, echamos los frutos y dejamos que se remojen bien. De esta forma se deshará la pulpa y facilitará que se despeguen los huesos.. Lo dejamos reposar unos 5-10 minutos.
  2. Pelamos los langostinos chiguatos(*).  Reservamos.
  3. Picamos los ajos, los chiles y rallamos el jengibre para tenerlos preparado para el momento de cocinar.
  4. Para despegar la pulpa y los huesos, nos ayudaremos de unas cucharas o bien podéis hacerlo con las manos buen limpias. Lo colamos.
  5. En esa mezcla de agua y tamarindo añadiremos la soja, la miel y el limón. Probaremos que esté equilibrado ele sabor a nuestro gusto. Una vez esté lista la reservamos para después.
  6. En un wok o sartén, ponemos el aceite a calentar donde cocinaremos a fuego fuerte el ajo, el jengibre y los chiles. Lo haremos unos 2-3 minutos o hasta que veamos que ya está hecho. Añadimos los langostinos y lo salteamos todo  1-2 minutos más.
  7. En ese punto agregamos la salsa de tamarindo que teníamos preparada y dejamos que todo se haga bien unos minutos . De esta forma todos los jugos y sabores se mezclarán bien.

Lo podéis servir de arroz o con verduras.

 

Pin It on Pinterest

Share This