Las habas como leguminosas que son, aportan nitrógeno al suelo. Con lo cual su cultivo mejora  la tierra del huerto y puede usarse como abono verde.

El cultivo de habas (2)

Los abonos verdes son plantas  que se cultivan para ser cortadas e incorporadas (en verde) al mismo suelo donde han crecido con el  objetivo principal de aumentar el contenido de materia orgánica y de nutrientes en el suelo.

El cultivo de habas (2)

Además de esto, las habas tienen unas propiedades alimentarías y medicinales que la hacen un alimento muy aconsejable. Tienen capacidad para reducir el colesterol y aportan una gran cantidad de potasio, fósforo,  vitaminas del grupo b, hidratos de carbonos y fibra.

Nosotros las sembramos a 20 centímetro, echando en cada agujero varias semillas para formar un gran seto .Las propias ramas de cada planta se ayudan entre ellas para no doblarse con el viento. De esta forma no hay necesidad de tutores. Cada liño lo separamos bastante uno de otro, aproximadamente 150 centímetros, ya que alcanza el seto un gran tamaño.

El cultivo de habas (2)

Tras muchos años cultivándolas, podemos decir que tan solo hemos tenido problemas de  roya. Esta enfermedad fúngica, afecta a la planta estéticamente, colorea las hojas y vainas de color óxido pero no afecta al fruto, ni a la producción. Por lo que nunca hemos intentado eliminar ese problema, que aparece sobre todo en primaveras lluviosas con altas temperaturas.

Teniendo en cuenta que su cultivo es fácil, fructífero y aporta todas estas ventajas aconsejamos su plantación.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This