He leído lo que publiqué hace ahora un año y casi me sonrojo. Qué lejos veo todo y qué rápido pasa la vida… qué de instantes disfrutados desde entonces.
Tiempo de calabazas, eso nos ocupa. Y aunque la cosecha de calabazas de este año no ha sido muy buena, la del año pasado fue tan excepcional, que quizás tengamos para todo el invierno. No he tenido ni tiempo para hacer foticos, pero si os gustan las calabazas, seguro que os gustará recordar estas imágenes.

Pin It on Pinterest

Share This