Tomates con Sabor, de la azotea al huerto.

Lo habéis notado , ¿verdad? Ya ha caído el frío y comienza la temporada de calor. Quien dice calor dice tomate y si hablamos de tomates y de El Huerto de Tía Lou, hablamos de Tomates con Sabor .

Al escribir esta frase, sonrío y es que en esta venidera tercera temporada de tomates con sabor nos hemos convertido en “los de los Tomates” Que irremediablemente nos asocien a tomates nos encanta a los dos. Porque aunque Tía Lou se lleva mucho protagonismo, Manolo siempre está ahí al pie del cañón.

Hoy me apetecía enseñaros un poco más de nuestro huerto y si me autoriza hasta os enseñaré a Manolo en plena acción.

Si , ya hemos empezado el trasplante de tomates porque ya ha llegado el calor. Creo que fue el jueves pasado cuando pudimos sentir que “el verano ya llegó” . Así que el viernes comenzamos la siembra de nuestros Tomates con Sabor .

Lo disfrutamos tanto, que se nos olvida que el tiempo pasa – a pesar de la espalda , las rodilla y el lumbago- y trabajamos de sol a sol.  Es maravillosos ver cómo construimos nuestro pequeño sueño y creamos año tras año, temporada tras temporada nuestro mundo de sabor. Son cultivos sanos, ya lo sabéis, pero es que además los mimamos un montón.

Este año hemos querido compartir un poco más y os queremos mostrar día a día lo que avanzamos con los tomates.  para que entendáis desde vuestro móvil, tablet u ordenador, cómo el ritmo lo marca el campo hasta que madura el fruto y se llena de sabor.¿ Nos acompañáis a sembrar los Tomates con Sabor ?

Estoy impaciente por dar el primer mordisco al más adelantado de la clase. Lo bueno de cultivar más de un centenar de variedades es que nunca sabes qué sorpresas nos depararán, Os tengo que decir que ya no contamos cuantas son. Si os podemos asegurar que ya hemos sembrado más de 200 variedades distintas y hemos ido seleccionando las semillas de los que nos han parecido mejores. Por sabor, por caprichosos o por singulares, hasta por ancianos los seleccionamos aunque sólo nos den 8 o 10 frutos por mata. Es una aventura extraordinaria que nos produce tanta felicidad que hemos pensado que al compartirlo con todos vosotros seguro que algo de energía os llegará.

Empieza la cuenta atrás para poder disfrutar del sabor de un tomate sano y que sólo sabe a verdad. 🙂

El viernes como os decía – cómo me enrollo, ¡qué barbaridad! – empezamos la siembra y amanecía el huerto así de bonito .

Estoy segura de que lucía así de hermoso para darle la bienvenida a los semilleros con los tomates que hemos criado en casa y desde la semilla. Primero en el salón, luego en la azotea y luego en el coche. Ya sólo queda el trasplante a tierra en el huerto y a engordar.

Lo primero que toca es medir y medir, luego colocar las mallas anti-hierbas que nos quitan muchísimo trabajo aunque colocarlas nos deja “deslomaos” como dicen por aquí. ( Si os interesa saber un poco más de la colocación de mallas podéis leer más aquí: Técnicas de huerto: Beneficios del acolchado.)

En estas fotos podéis ver el avance del huerto durante el fin de semana y algunos momentos de nuestro rinconcito mágico y algunos tomates que hemos sembrado ya.

Ahora subo las fotos y desconecto que os garantizo que estoy reventá. Feliz pero reventá.

Hasta pronto queridos amigos tomateros.

Pin It on Pinterest

Share This