Esta receta de contramuslos de pollo al ajillo  realmente no tiene ninguna ciencia pero esta muy rica. La he querido publicar receta muy apañaita , la he servido en uno de los platos que me ha regalado mi cuñada. Los hace ella y eso siempre mola más. Cuando preparamos algo con nuestras manos para alguien siempre se carga de la energía que queramos trasmitir. Si lo quieres seguro que sonríes mientras lo haces y si no te gusta demasiado mejor mejor no regales nada 🙂Pollo al ajillo con sésamo y semillas de mostaza

Hoy pensaba hacer un pollo bien marinado pero vino un amigo por sorpresa  y no podía tomar mucho condimento ni colorantes, ni ácidos ni na dá  una pena  la verdad y como el pollo como no sea de los del campo a mi no me sabe  a nada,  me dio pena hacerlo a la plancha tal cual. Si te limitan las especias y quieres dar sabor a algo no se vosotros pero yo me siento perdida. Así que versioné las clásicas pechuguitas de pollo al ajillo con vinito y le añadí un puntito de mostaza y sésamo para que no fuera tan sosita. La verdad es que el resultado fue genial, rápido, sencillo , sano y rico. Qué queréis que os diga, con una ensaladita , esta receta está fenomenal.Pollo al ajillo con sésamo y semillas de mostaza

Ingredientes:

  • 2 Contramuslos de pollo deshuesados
  • 8 Dientes de ajo
  • 1 Cucharada de semillas de mostaza
  • 1 Cucharada de semillas de sésamo
  • 1 Cucharada de AOVE
  • Chorreón de Manzanilla de Sanlúcar
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Cómo lo preparamos:

  1. Limpiamos bien los contramuslos de grasa y algún huesecito que pudiera quedar. Los troceamos en daditos de 1 cm aprox. Salpimentamos y reservamos.
  2. Pelamos los ajos y prensamos con un prensador de ajos. Si no tenéis picarlo bien chiquititos.
  3. En una sartén ponemos el aceite y cuando esté bien caliente echamos las semillas de mostaza.
  4. Cuando empiecen a saltar, añadimos el pollo. removemos todo y tan pronto recupere el calor, echamos el ajo trituaradito bien fino y vamos salteando. cuando aquello vaya tomando color, añadimos el sésamo y seguimos moviendo para evitar que se queme el ajo.
  5. En el momento que veamos que el pollo está hecho y el ajo empieza a dorarse bastante, añadimos un chorreón –  siento no ser más precisa 😉  – de Mananilla de Sánlúcar.
  6. Dejamos que evapore el alcohol y listo para tomar.

Sin ciencia ninguna, pero consigues de un simple pollo un plato sabroso en un periquete y si encima te regalan fuentecitas tan monas como estas me pongo super contenta, qué os voy a contar!

Pues lo dicho gracias querida «Cuñá» 🙂Pollo al ajillo con sésamo y semillas de mostaza

Pin It on Pinterest

Share This