Este año hemos decidido preparar una receta navideña ( y antes de tiempo) y además hemos cambiado los papeles. Manolo ha tomado las riendas de la cocina y yo me he limitado a asesorar mientras él ejecutaba la receta. Lo que se dice un buen equipo. La receta es más compleja, pero éste puré de cebolla caramelizada es la guarnición que os adelanto por si estáis buscando ideas para acompañar vuestras carnes o asados esta navidad. No es especialmente original, pero  al  tener este puntito picante, conseguimos un toque especial. Si no os convence el pique, pues no le pongáis el chile y ya está. Pero animaros y ponerle un poco ya que con los toques dulces mucho no se notará.

Ingredientes:

  • 4 – 6 cebollas nuevas  de El Huerto de Tía Lou ( o las que tengáis)
  • 1 cucharada de miel
  • Y si os gusta el picante ( 1 guindilla o algún chile que tengáis) Nosotros esta vez usamos el Besler`s Cherry

Cómo lo preparamos:

  1. Si decidís hacerlo picante, deberéis picar el chile ( nosotros usamos el besler’s cherry  pero os sirve cualquiera) y lo ponéis a dorar a fuego bajito con un chorreoncito de aceite.
  2. Mientras , cortamos en rodajas la cebolla nueva como de 1 cm de grosor y la añadimos. Le echamos un poco de sal, tapamos y dejamos a fuego muy bajo durante al menos 45 minutos, pero como todo, el tiempo depende, así que mejor moverlo de cuando en cuando para que no se queme.
  3. Una vez veamos que está blandita y comenzando a deshacerse ( unos 30 ‘) destapamos, añadimos 1 cucharada de miel y subimos un poco el fuego hasta que veáis que se evapora el agua restante y empieza a cambiar de color y toma tono doradito. Será entonces cuando la cebolla caramelizada está lista para tomar.

Nota: La cebolla se reduce muchísimo, por lo que ante la duda, ser generosos con la cantidad.

Pin It on Pinterest

Share This