Receta de Hummus de espinacas: El aperitivo ideal.

No hace mucho me llamaron «la reina del hummus» jeje…  Lo aprendí en Israel, en una época de mi vida que me viajaba a menudo por trabajo. Es un plato delicioso y creo que me gusta en todas sus versiones. Ya he compartido con vosotros la receta de Hummus de habas, la receta de Hummus de remolacha y no recuerdo si alguno más. No se si soy la reina del hummus, aunque me encanta que me lo digan,  pero desde luego si me parece que es una de las formas más sanas de tapear. Y sencillo, muy sencillo de preparar. Tengo la suerte de que me regalan unos garbanzos maravillosos. Quizás sea por eso que sale tan rico. Como siempre, el sabor de las recetas lo da en una buena medida la calidad de los productos que utilizas y como decía un amigo, «la buena mano que tengas»

Esta receta de hummus de espinacas puede serviros de referencia y cuando la preparéis podréis ir adaptándola al vuestro gusto.  Antes nos costaba mucho trabajo encontrar la tahina ( pasta de sésamo) que es imprescindible para prepararla. Pero hoy es accesible a todos en grandes superficies y en tiendas especializadas.

Ahora que viene el buen tiempo y apetece comer al aire libre y de una forma más rápida e informal, debemos hacer este tipo de recetas, que además de bonitas son super sanas y ricas de verdad.

No me enrollo más, os dejo la receta que estoy segura de que os va a encantar.

Ingredientes:

  • 2 tazas de garbanzos cocidos
  • 1 buen puñado de espinacas frescas
  • 2-3 cucharadas de tahina ( pasta de sésamo)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorreón de zumo de limón.
  • 1/2 vaso de agua ( preferible de hervir los garbanzos)
  • Chile picante en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Comino, una pizca.
  • Sal
  • Un buen puñado de piñones para decorar.

Cómo lo preparamos:

  1. Hervimos los garbanzos en la olla rápida unos 30′ aprox o hasta que veáis que están tiernos. Colamos y reservamos el agua o al menos una parte.
  2. Por otra parte escaldamos as espinacas introduciéndolas 1 minuto en agua hirviendo, al sacarlas debéis meterlas en agua con hielo para que conserven mejor todas sus propiedades y ese intenso color.
  3. Pelamos los ajos, exprimimos el limón y preparamos el resto de ingredientes para tenerlo todo listo a medida que nos vaya haciendo falta.
  4.  En un vaso mezclador o con la batidora pondréis los garbanzos, el zumo de limón, los ajos , un poco de sal y una pizca ( sólo una pizca) de agua . podéis utilizar la de las espinacas o la de los garbanzos. o como hice yo, mitad y mitad.
  5. Cuando empiece a estar todo bien mezclado y homogéneo, incorporáis las espinacas, la tahina y el comino.
  6. Mezclamos y probamos hasta que encontremos el punto de vuestro gusto.

Presentación:  Colocamos en un plato un par de cucharadas del hummus y las extendemos de forma circular. Añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos chile picante en polvo ( opcional) Por último decoraos con unos piñones y listo para presentar.  En casa nos gusta tomarlo con zanahorias o pimientos rojos, pero cualquier otra verdura es buena para dipear.

Nota: Hay veces que cuando utilizo los garbanzos del puchero, sobre todo en invierno y sale un hummus delicioso. Incluso con garbanzos ya cocidos y espinacas congeladas podéis hacerlo, pero ya sabéis que el sabor dependerá de la calidad.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This