A puntito estamos de catar los #TomatesconSabor de el @HuertodeTíaLou , ¡qué ganas! , pero hemos decidido inaugurar la temporada salmorejera y nos hemos estrenado con este salmorejo de fresas y tomates. Para ser honesta, a unos a gustado más que otros, pero a todos nos ha supuesto un chute de vitaminas y nos ha refrescado una tarde calurosa de siembra. 

El sabor es algo peculiar, es un dulce-salado que seguro que os sorprenderá si no lo habéis probado todavía. Llevaba tiempo queriendo hacerlo y el otro día al ver MasterChef, recuperé la idea y aquí está mi salmorejo.

Está feo que yo lo diga, pero no tiene nada que ver el sabor de los tomates de invernadero ( que son los que estamos consumiendo ahora) que el sabor de los tomates que criamos en nuestro huerto o macetohuerto. No sólo los cultivados en El Huerto Tía Lou, sencillamente aquellos que sembramos y dejamos madurar en su mata, el tiempo que necesite, sin forzar su ciclo natural. 

Este es divertido , pero donde se ponga el samorejo de tomates negros o de tomates blancos, que se quiten los demás. 😉 

Ingredientes:

400 grm de tomate ( yo utilicé de pera) 400 grm de fresas maduras, 1 diente de ajo, unas hojas de albahaca, una cucharadita de sal y un generoso chorreón  de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de vinagre de jerez. 

Cómo lo preparamos:

1. Lavamos  bien los tomates y las fresas. Los troceamos y los metemos en el vaso del robot de cocina junto con los ajos pelados ,la albahaca, el aceite, el vinagre y la sal.Lo batimos muy muy bien.

2. Lo colamos por si por si queda alguna resto de piel o pepita y lo dejamos enfriar. Esta vez yo ni siquiera lo colé para no desperdiciar ninguna vitamina. 

Una vez esté bien frío, servimos con una hojita de albahaca y unas gotas de aceite. Si lo hacéis decirme qué os parece a vosotros ok? 

 

Pin It on Pinterest

Share This