Sembrando los tomates con sabor de El Huerto de Tía Lou (4) Sembrando los tomates con sabor de El Huerto de Tía Lou

Este año vamos tardísimo con toda la siembra. Hemos estado reorganizando temas ,solucionando otros y al final nos dieron las uvas y casi no habíamos empezado a sembrar. Rozando estamos el carnaval y por fin hemos conseguido sembrar las últimas semillas de tomates que nos quedaban pendientes, para completar nuestra colección de tomates con sabor.Alcanzamos casi las 150 variedades, 146 para ser exactos. De momento poco os puedo contar. Mucha expectación por descubrir qué sabores, texturas y formas esconderán estas maravillas. Nervios por ver, tocar contar, compartir y disfrutar con todos los amantes del auténtico sabor a tomate. Incertidumbre por saber si llegaremos a conseguir una buena cosecha que nos haga disfrutar tanto como lo hicimos en año pasado.

Lo creáis o no, son demasiadas las barreras que debemos superar hasta conseguir los primeros frutos. Se trata, como en la vida misma, de ir superando todos los problemas que van surgiendo. ¿Exagerada? veréis como no.

Para empezar, esta noche amenazan vientos huracanados y los semilleros pueden salir volando como ya sucedió el año pasado. (si no me creéis, pinchad aquí) . Debemos regarlos casi a diario, estar pendientes de que no se cuelen caracoles tragones en los invernaderitos que protegen a los tomates del frío. Esa es otra, como les de mucho frío se quedan por el camino…. Cuando ya pase el riesgo de las heladas, los pasaremos a la tierra, ya en el huerto. Cruzaremos los dedos día tras día para que los conejos no devoren a mis pequeñas planteras. Aunque pondremos lechugas para despistar, muchas caerán por el camino… Una vez cojan un tamaño considerable para que combatir los conejos, estaremos expectantes para ver cómo sale la primera flor. Ese momento siempre es especial. A partir de ahí comienza la cuenta atrás hasta que llegan los primeros frutos. Cuando parece que ya nada podrá con el imparable ciclo de la vida, llega una palomita insignificante que plaga la planta de gusanitos taladradores, que terminarán comiéndose los tomatitos.Como sabéis os hablo de la temida tuta absoluta.

No penséis que ando negativa, para nada. Me tomo la vida como viene y cada problema como un reto a superar. Cada etapa la disfrutamos como parte del proceso, como si estuviéramos saboreando ya el tomate. Sólo quiero haceros ver lo que debéis valorar el trabajo que hay detrás de cada fruta o verdura que coméis ( cuando son criadas de forma tradicional). Debemos ser todos conscientes de la dedicación y el cariño que los agricultores ponen a su trabajo.

Y para despedir el post, os dejo unos recuerdos de lo que nos espera esta temporada. 

#elhuertodetialou #variedad #sabor #tomatesconsabor

Pin It on Pinterest

Share This