Clásico gaditano donde los haya, la tortillita de camarones es curiosamente una de las tortillas más famosas y sin embargo no lleva huevo. Así es.
La genuina gaditana, es una especie de buñuelito sabroso y crujiente, tanto por su fritura como por su ingrediente principal: los camarones.
Cualquiera que haya visitado una plaza ( o mercado) de esta tierra, habrá visto a los camaroneros ambientando los alrededores, con sus mesitas improvisadas o con sus canastos de mimbre. La unidad de medida suele ser un vasito de vino manzanilla. que pueden llegar a a rematar con un puñaito de propina, siempre que les pidáis cómplices “¡pero que estén bien despachaos! “. ;-). 
ortillita de camarones
La receta que yo hago, es la de mi abuela. Madre mía, ¡qué exquisitez tan entrañable!. Esto es como todo, cada maestrillo tiene su librillo . Por eso os recomiendo que probéis varias hasta que consigáis el punto que más te guste. Os doy medidas aproximadas, pero ya sabéis que esto es prueba y error. El secreto está en que seáis generosos con los camarones y que el aceite esté bien caliente cuando las vayáis a freír.
Es un aperitivo caprichoso que de vez en cuando nos permitimos y siempre lo disfrutamos muchísimo. Aunque he de confesar que es como los churros, te los comes sin poder parar y luego los recuerdas tooodaa la tarde. En fin, que se contenga quien pueda. ¡Vamos allá! 

Ingredientes:

2 vasitos de camarones . 1 cebolleta, 2 cucharadas de harina de garbanzo, otras 2 de harina de trigo ,  1/2 vasito de fumet ( o de agua si no tenéis), perejil picado y sal.

Cómo lo preparamos

1. Picamos muy pequeñita la cebolleta. 

2. En un bol la mezclamos con la harina y comenzamos a añadir el fumet (o agua) , que deberá estar frío. Lo haremos poco a poco, moviendo con unas varillas para que no salgan grumos. 

3. La masa no debe quedar demasiado espesa, quizás una textura más densa que la de un yogur líquido. En este punto, añadimos la sal, el perejil picadito, los camarones y removemos bien.¡Ya tenemos la masa hecha! 

4. En una sartén con aceite bien caliente, echaremos una cucharada de la masa y dejaremos que se dore por los dos lados. La cantidad de masa y la forma de echarla dependerá de si os gustan mas grandes o más finitas. Yo habitualmente hago una primera y rectifico de sal en caso de que lo necesite.

Nota: Las medidas que os dejo son aproximadas, deberéis ir ajustando hasta conseguir la textura que más os guste.
(*) Los camarones deben estar vivos y brincando. Si os da mucha pena, podéis cocerlos y utilizar ese agua como fumet. Y un poquito de pena si que da. 🙁
En caso de no poder conseguir los camarones podéis utilizar gambas o gambones ( que salen muy sabrosas).
Para evitar que salgan grumos, el fumet o el agua deben estar bien fríos. Y para quitarles el aceite sobrante, es bueno que uséis papel secante.

 El proceso:

Tortillitas de camarones_clasico gaditano

Pin It on Pinterest

Share This