Nuestro día a día en el huerto pasa por repasar las tomateras e ir atando y podando. Puede parecer algo monótono, pero cada día consigues ver una misma planta de manera distinta. Recorrer la tomatera desde el suelo hasta la copa es un ejercicio que te permite observar palmo a palmo el estado de la planta y la evolución de los frutos. Es un privilegio ver cómo evoluciona la naturaleza. 

En nuestro Diario de un tomate del año pasado, ya os hablamos de la poda ( aquí tenéis el link) . Básicamente consiste en ayudar a la tomatera a centrar su fuerza en la guía principal, eliminando los «nietos» o chupones que ralentizarían su crecimiento. Un empujoncito que le damos para hacerles la vida más fácil y que así concentre sus energías en dar mejores tomates. 

Hoy hemos optado por dejaros un vídeo para que podáis observar mejor el proceso de poda durante el cultivo del tomate.

 

Pin It on Pinterest

Share This